Digital clock

eso sí calienta...


Al gobierno estatal le molesta que le digan sus verdades.
Pues si, ¡ah que la chingamos!