Digital clock

contraofensiva...


La dirección de comunicación social del gobierno marcelista cae en el ridículo al interpretar a su manera la ley del COFIPE. Con su atrabancada defensa, no hacen mas que evidenciar su falta de respeto a la legalidad.
El gobierno estatal sigue violando la ley y los funcionarios encargados del área de imagen, siguen queriéndole ver la cara de pendejo a uno.