al que le quede...


Al maestro comprometido, al maestro con vocación, al verdadero maestro que le quede el saco, felicidades en su día.
Los demás, pueden irse al carajo.